Abogados Concurso de Acreedores (Procedimientos Concursales)

abogados concurso de acreedores procedimientos concursales
En el ámbito empresarial, enfrentarse a una situación de insolvencia puede ser uno de los momentos más críticos y desafiantes.

El concurso de acreedores surge como una herramienta legal esencial para gestionar esta delicada fase, protegiendo tanto a la empresa como a sus acreedores. La asesoría de abogados especializados en derecho concursal es, por tanto, fundamental para navegar con éxito por este proceso.

Este artículo ofrece una visión detallada de los procedimientos concursales en España, destacando la importancia de contar con el apoyo legal adecuado. Pretendemos exponer la importancia de los abogados concurso de acreedores y los procedimientos concursales en España.

 

¿Necesitas una primera asesoría experta y gratuita? Contáctanos hoy mismo y te ayudamos.

 

Asistencia Jurídica en Procedimientos Concursales

La complejidad de los procedimientos concursales demanda una especialización y experiencia significativas en el ámbito del derecho concursal.

La figura del abogado especializado se convierte en un pilar clave para las empresas en crisis, asegurando no solo la adecuada gestión del proceso sino también la maximización de las oportunidades de recuperación crediticia.

Responsabilidad Concursal de los Administradores

Uno de los aspectos críticos en los procedimientos concursales es la determinación de la responsabilidad de los administradores de la sociedad.

En casos donde la insolvencia empresarial es el resultado de actuaciones negligentes o el incumplimiento de obligaciones, los administradores pueden verse obligados a responder con su patrimonio personal.

Este escenario subraya la importancia de una asesoría legal preventiva y la gestión prudente de la empresa.

Tipos de Concurso de Acreedores

Concurso Voluntario:

Iniciado por el propio deudor ante una situación de insolvencia. La ley exige a los administradores la solicitud de este tipo de concurso en un plazo determinado, ofreciendo una vía para la reestructuración de la deuda o la liquidación ordenada de la empresa.

Concurso Necesario:

Iniciado por los acreedores, socios o terceros con interés legítimo, ante la inacción del deudor. Este tipo de concurso es particularmente relevante cuando existen indicios de insolvencia no atendida por la administración de la empresa.

Procedimiento Concursal: Fases Clave

  1. Fase Común: Análisis y valoración del patrimonio del deudor. Nombramiento de un administrador concursal para elaborar un informe que detalle la situación crediticia.
  2. Fase de Convenio: Negociación entre deudor y acreedores para el acuerdo sobre el pago de deudas. Habitualmente implica quitas o esperas.
  3. Fase de Liquidación: Liquidación de los activos de la empresa en ausencia de un acuerdo, bajo supervisión judicial, para el pago a acreedores según el orden legal establecido.

La Importancia de la Representación Legal

El papel de los abogados especializados en derecho concursal es crucial en todas las fases del procedimiento. Desde la negociación con bancos y acreedores hasta la defensa de los intereses de la empresa en los tribunales, la asistencia legal especializada asegura la protección de los derechos del deudor y la búsqueda de las mejores soluciones posibles.

LEY LSO Y CONCURSO DE ACREEDORES

Para individuos y autónomos, la Ley de Segunda Oportunidad representa un mecanismo paralelo al concurso de acreedores, permitiendo la exoneración de deudas no satisfechas post-liquidación. Los abogados especializados también juegan un rol vital en la navegación por este proceso, maximizando las oportunidades de un nuevo comienzo financiero para el deudor.

Abogados EXPERTOS EN Concurso de Acreedores (Procedimientos Concursales) MADRID

La insolvencia empresarial requiere de una gestión cuidadosa y especializada. Los abogados expertos en concursos de acreedores y procedimientos concursales son aliados indispensables en este proceso, ofreciendo no solo una guía legal sino también estrategias de negociación y solución de conflictos. En momentos de incertidumbre financiera, contar con el asesoramiento adecuado puede marcar la diferencia entre la recuperación y el fin de una actividad empresarial.

Sección de FAQs sobre el Concurso de Acreedores

Definición del Concurso de Acreedores

¿En qué consiste exactamente el concurso de acreedores?

El concurso de acreedores es un procedimiento legal destinado a empresas y particulares que se encuentran incapaces de hacer frente a sus obligaciones financieras de manera regular. Este proceso busca una gestión ordenada de los pagos y explorar alternativas que permitan recuperar la viabilidad económica y evitar la disolución.

Inicio del Proceso Concursal

¿Quiénes deben iniciar el concurso de acreedores y cuándo?

Los gestores o administradores de una entidad insolvente tienen la obligación legal de solicitar el concurso de acreedores dentro de los dos meses siguientes al reconocimiento de la situación de insolvencia. Si no se cumple con este requerimiento, terceros afectados como acreedores o socios pueden instar el proceso concursal necesario, lo que podría llevar a sanciones económicas para los administradores por negligencia.

Efectos de la Declaración del Concurso

¿Qué cambios se producen tras la declaración de un concurso de acreedores?

Con la declaración oficial del concurso, se paralizan las acciones ejecutivas individuales y el cálculo de intereses sobre las deudas. Se designa un administrador concursal cuya función es mediar entre deudor y acreedores para encontrar una solución viable o proceder con la liquidación de activos.

Actuación Ante la Falta de Activos

Si una empresa carece de activos, ¿cuál es el procedimiento a seguir? En situaciones donde el patrimonio de la empresa es insuficiente para cubrir las deudas, se puede recurrir al concurso de acreedores exprés. Esta modalidad permite una tramitación más ágil del proceso concursal, concluyéndolo de manera casi inmediata si se evidencia la imposibilidad de satisfacer los créditos contra la masa.

Continuidad Operativa durante el Concurso

¿Es obligatorio cesar las operaciones de la empresa durante el concurso?

No necesariamente. La decisión de continuar o no con la actividad empresarial depende de la viabilidad futura de la empresa. Si existe un plan para alcanzar un acuerdo con los acreedores y preservar la operatividad del negocio, la actividad puede y debe continuar. De lo contrario, en procesos de liquidación, se recomienda cesar las operaciones.

Preconcurso de Acreedores

¿Existe alguna etapa previa al concurso de acreedores?

Sí, la figura del preconcurso permite a las empresas en situación de insolvencia inminente buscar acuerdos con sus acreedores en un plazo de tres meses, con el objetivo de evitar la formalización del concurso y encontrar soluciones alternativas a la insolvencia.

Destino de las Deudas tras la Liquidación

¿Qué sucede con las deudas después de liquidar la empresa?

Tras la liquidación de los activos de la empresa por parte del administrador concursal, los fondos obtenidos se destinan a satisfacer las deudas en el orden establecido por la ley. Las deudas que no puedan ser cubiertas se extinguen con la conclusión del concurso.

Responsabilidad Personal de las Deudas Empresariales

¿Se traslada la responsabilidad de las deudas de la empresa a los administradores?

Esto dependerá de la calificación del concurso como culpable o fortuito. Si se demuestra negligencia o mala gestión por parte de los administradores, pueden ser personalmente responsables de las deudas restantes.

Finalización del Concurso de Acreedores

¿Cuándo se considera concluido un concurso de acreedores?

El proceso concursal finaliza cuando se cumple el convenio alcanzado con los acreedores o, en su defecto, con la liquidación completa del patrimonio y la extinción de la sociedad, junto con las deudas que no hayan podido ser saldadas.

 

¿Necesitas una primera asesoría experta y gratuita? Contáctanos hoy mismo y te ayudamos.